Harma, tiro… pun

Naiz

La Guardia Civil tiene 68 puestos en Navarra, con especial incidencia en Altsasu, Elizondo, Iruñea, Lizarra, Tafalla y Tudela. Trece en Araba, con Gasteiz, Laudio y Guardia de estrellas. Trece también en Gipuzkoa con Irun, Zarautz y, por supuesto, Intxaurrondo como centros neurálgicos. Y dieciocho en Bizkaia, Gernika, Getxo y… La Salve. Todos ellos con importantes arsenales.

Harma. El ministerio de Defensa español gasta aproximadamente 18.000 millones de euros anuales, el presupuesto anual del Banco Mundial, creado supuestamente para luchar contra la pobreza en el planeta. Dos tercios lo camuflan en partidas, inversiones y similares que no corresponden a su departamento para que nadie se escandalice de semejante cantidad. El control de armas efectuado por la Guardia Civil en España apunta, según el último censo, a 2.918.136 de escopetas, pistolas, rifles, revólveres… Por si alguien tuviera curiosidad, la Comunidad Autónoma Vasca está por debajo de la media estatal en cuanto a disfrute de armas por habitante. Ceuta, Melilla, Asturias, Madrid y Aragón se llevan la palma en la posesión de armas cortas y automáticas. Dicen que es porque hay mucho militar, pero según las normas, el censo de las armas pertenecientes a los cuerpos de seguridad del Estado no entra en las cifras oficiales. De ser así, la cantidad de armas que circulan por España rondaría los 3,5 millones. La ICAE (Unidad Central de Intervención de Armas y Explosivos) señala en un cercano informe que en sus archivos constan 50.506 armas robadas recientemente en España. Números que preocupan a las autoridades, hecho sin embargo que no comparte el presidente de ANARMA (Asociación Nacional del Arma en España) para quien esa preocupación no es parte sino de una discurso falso: «Nuestros dirigentes tienen miedo de una sociedad armada y responsable». En marzo de 2017, más de 10.000 armas fueron decomisadas, la mayoría en un taller de Getxo. Sus dueños no eran ni etarras ni activistas de kale borroka. El mayor arsenal privado jamás incautado en Euskal Herria. El segundo, si mis apuntes no fallan, el de los polimilis que ya dejaron en 1982 un 95% de su arsenal en un caserío de Asua, cerca de Erandio. Más de cinco toneladas, entre armas y explosivos. Explosivos, por cierto, son también los que España en la actualidad guarda bajo tierra, en unos veinte zulos (silos) de empresas privadas preparados para acoger cada uno a 50 toneladas de dinamita o similares. Las canteras siguen teniendo sus polvorines que venden legalmente el kilogramo de goma-dos a tres euros, ilegalmente (arrantzales) cien veces más caro o, en ocasiones, a cambio de hachís (mafias locales). La Armada española tiene 24 cazas Harrier. Le gustaría ampliar su número, pero deben de ser extremadamente caros. Ya se conforma con los 47 cazas Mirage comprados regularmente a Francia en trueque con represión a vascos, ya desde 1970. También posee ocho submarinos, dos portaviones, tres buques y cinco fragatas F-100, por lo que dicen, las joyas de la corona porque son las mismas de las que alardea la US Navy. No es todo, hay más: 347 tanques Leopard, 368 tanques ligeros Pizarro y 103 tanques Centauro. Acaban de adaptar las nuevas ametralladoras de calibre 12,70mm en los helicópteros Cougar. En los últimos meses, han llegado a las unidades del Ejército español las nuevas compras, helicópteros de carga Chinook, ametralladoras M-240, vehículos de Alta Movilidad Táctica (VAMTAC), lanzagranadas LAG-40, misiles Spike. Lo dicho, casi 20.000 millones de euros anuales.

Tiro. Las armas de destrucción masiva (antrax) que el señor Aznar aseguró encontraría en Iraq alentaron la invasión de una coalición internacional, de la que formó parte España. Desde entonces, nadie da una cifra exacta de los muertos en Iraq, la mayoría civiles. Pero pasan del medio millón y algunas asociaciones humanitarias elevan la cifra a varios millones. Todo por la excusa de una frase que antes, durante y después, era mentira. Crímenes de guerra. Por cierto, la Asociación de Victimas del Terrorismo (AVT) recoge en su lista junto a los muertos por ETA a los 13 militares españoles muertos oficialmente en la guerra de Iraq. Una gota entre millones. Recordarán que en 2001, EEUU invadió Afganistán con el objetivo de «detener y llevar a juicio a Osama Ben Laden». Ben Laden estaba en Pakistán, donde fue «abatido» (sin juicio) en mayo de 2011. La Universidad de Brown dice que el intento de captura de Ben Laden en Afganistán (la guerra) dejó 149.000 muertos directos. Por cierto, la AVT recoge en su lista junto a los muertos por ETA a dos guardias civiles fallecidos oficialmente en la guerra de Afganistán. La OTAN, «cuerpo para la paz» que fue avalado por Felipe González, padre del socialismo moderno, causó 5.700 muertes directas, de ellas 400 niños, en la antigua Yugoslavia. Los aviones que bombardearon en febrero de 1991 el refugio de Al-Almería en Bagdad, habían repostado en la España de Felipe González. Si mi memoria no falla: 1.200 muertos en un instante, mujeres y niños. En España, y entre 2001 y 2013, se han producido 833 muertes bajo custodia policial. En el mismo periodo, 6.621 denuncias por torturas. Datos estos últimos que me han producido un escalofrío. Y cuento, por si alguien pone en duda mi filiación ideológica, y en consecuencia de fuentes, que no ha sido en Pravda (PCUS), Barricada (FSLN) o Nueva Colombia (FARC) donde he leído estos tremendos datos de custodia y tortura, sino en La Voz de Galicia, según noticia de la agencia española Efe. Conocen por la prensa, las intervenciones directas de Francia en conflictos modernos. Ese Estado que vende cazas Mirage a España con contratos en donde la letra pequeña alude a temas vascos. Los bombardeos indiscriminados en Malí, Libia y Siria. Y sus fuerzas paracaidistas de intervención rápida, el RPIma-Primer Regimiento, cuyos marines son capaces de rebanar cinco pescuezos por minuto. Por cierto acantonadas en Baiona, como dice el Ministerio de Defensa francés, «a las puertas de España, al borde del océano Atlántico y de los Pirineos». Un poco más al sur, con un importante arsenal para una hipotética intervención, el Regimiento de Cazadores de Montaña América 66, acantonado en Berrioplano. Y un poco más al sur, dirigido por el teniente coronel José Joaquín Cobarro, el Polígono de Tiro de las Bardenas Reales, donde se entrenan los pilotos de la OTAN que luego bombardean sin piedad, a decir de las crónicas periodísticas, escuelas, hospitales, mercados y, de vez en cuando, objetivos militares, en Siria y en Iraq. La Guardia Civil tiene 68 puestos en Navarra, con especial incidencia en Altsasu, Elizondo, Iruñea, Lizarra, Tafalla y Tudela. Trece en Araba, con Gasteiz, Laudio y Guardia de estrellas. Trece también en Gipuzkoa con Irun, Zarautz y, por supuesto, Intxaurrondo como centros neurálgicos. Y dieciocho en Bizkaia, Gernika, Getxo y… La Salve. Todos ellos con importantes arsenales.

Pun. En octubre de 2014, Laurent Hury, comandante de la SDAT (Subdirección Antiterrorista francesa), señaló en un juicio en París que ETA tenía 252 pistolas, 500 kilos de explosivos y mil placas de matrículas. Pablo Salas, jefe de información de la Guardia Civil, afirmó en un seminario en el que participó en noviembre de 2015, que ETA tenía entonces en su poder 250 armas cortas y 500 kilogramos de explosivos. Dos años después, con esas fuentes retóricas que tanto gustan a los medios españoles, las «bien informadas» decían que ETA estaba en posesión de 200 armas cortas y cinco toneladas de explosivo. Es decir, en año y medio se había hecho con 4.500 kilos de dinamita o similares y había perdido 50 armas cortas. Sin embargo, unos días después Fernando Lázaro señalaba que ETA iba a entregar las coordenadas de 49 zulos conteniendo 55 pistolas y dos toneladas y media de explosivos. Es decir, en una semana destruyó dos toneladas de explosivos. Según fuentes policiales, desde 1986 hasta el fin de siglo, ETA elaboró 13 toneladas de amonal, luego con sal para evitar la humedad, amosal. Es decir, según esos astutos periodistas de tres al cuarto, en el último año y medio (2015-2016), ETA ha debido fabricar algo así como el 35% del total de su historia. Glup. Laga, boga, sega. Olio zopa, kikili salda, urrup, edan edo klik, ikilimilikiliklik. Grande Laboa.

Fuente: http://www.naiz.eus/eu/iritzia/articulos/harma-tiro-pun

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=225154

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s