“Sabemos del personaje [Carlos Slim], de su participación en la industria del amianto-cemento”

Entrevista a Francisco Báez Baquet sobre la industria criminal del amianto

Salvador López Arnal

Francisco Báez, ex trabajador de Uralita en Sevilla, autor de Amianto: un genocidio impune, inició en los años 70 del pasado siglo la lucha contra esta industria de la muerte desde las filas del sindicato de CCOO. Ha dedicado más de 40 años a la investigación sobre el amianto. Paco Puche, otro luchador imprescindible, ha reseñado y destacado su obra.

Nos habíamos quedado aquí. Siguen llegando malas noticias de Toledo: ‘La AAVV El Tajo insiste en que sigue habiendo amianto — eldiadigital.es'”. ¿Qué sabe del tema? La gente, en todo caso, está más organizada, es más crítica, se mueve más.

Yo lo que me temo, y creo no equivocarme, es que la “solución” adoptada, en general, esto es, en todas la ubicaciones en las que el asbesto ha sido ya detectado, sea el mero soterramiento in situ, es decir, la opción menos cara, pero trasladándole el problema a generaciones futuras, sujetas al albur de que en su momento, cuando a alguien, con cualquier propósito, le dé por remover esos terrenos, siempre haya quien pueda hacer memoria, y, teniendo la voluntad de hacerlo, demostrar, a través del oportuno registro correspondiente, que allí no se debe tocar sin precauciones extremas, porque el terreno en cuestión está preñado de amianto. El traslado a vertedero autorizado, hecho en adecuadas condiciones de manipulación, siempre será una alternativa preferible, menos provisional, y por lo tanto, más definitiva, y con mayores garantías.

Una noticia sobre una mujer de 67 años que falleció a principios de año “a consecuencia de un mesotelioma, por su exposición al amianto durante su vida laboral, con lo que se ha convertido en la primera víctima mortal de este producto cancerígeno en Euskadi en 2017, según la asociación Asviamie”. Igual es un error de percepción, pero, ¿no hay más muertes por amianto en Euskadi que en otras comunidades españolas?

Va en consonancia con el uso más o menos intenso que se ha hecho del amianto, pero en la bahía de Cádiz y también en Cartagena, tampoco es que se queden muy atrás en ese siniestro ranking.

Podemos ha cuestionado la salubridad del agua que circula por las tuberías de fibrocemento castreñas. ¿Qué sabe de este tema? ¿Era agua sería tóxica? ¿Ocurre en otras ciudades?

Es una cuestión polémica, todavía no definitivamente zanjada. El Principio de Precaución ya nos está marcando que no ha sido muy afortunada la idea de poner en permanente y dinámico contacto al símbolo de la vida –el agua-, y al heraldo de la muerte –el amianto-.

No sé si es un secreto pero le pregunto. ¿Va a ser nombrado representante para España de GBAN? ¿Qué es GBAN? ¿Cuáles serán sus tareas?

Bueno… no desollemos al oso antes de cazarlo. Es un proyecto, una intención, que de momento no se ha llegado a consolidar.

GBAN, acrónimo de «Global Ban Asbestos Network» (Red Global para la Prohibición del Asbesto), es un medio social basado en la comunidad de esfuerzos para llegar a conseguir esa prohibición global. En él han sido admitidos para su publicación las versiones en idioma inglés de dos trabajos míos: « Relación «causa-efecto», entre amianto blanco y mesotelioma», y « Mesotelioma familiar: el “asesino en serie” del crimen corporativo». Mi intención es volver a “probar suerte” con un tercero, que he titulado « Protagonismo de los estibadores en el comercio mundial del amianto», y lo intentaré, una vez que se haya producido su publicación en idioma español, lo cual espero que sea en breve, y una vez realizada también la correspondiente traducción al idioma inglés.

En cuanto a mis eventuales funciones como representante de GBAN en España, se me informa de que consistirían en “atender a las preguntas de los medios de comunicación, de los legisladores españoles, de las víctimas del amianto, o de los sindicatos”, dicho sea en traslación literal de lo que se me ha comunicado. 

Mi enhorabuena, a usted y a GBAN. ¡Menudo fichaje! Un intercambio de interés. Empieza usted: “Me lo han publicado hoy: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=221412 En este artículo abundo en lo ya iniciado en mi anterior trabajo, en lo relativo a cuándo, a efectos académicos -y eventualmente, a otros-, puede considerarse que los afectados de una determinada patología cuyo nexo con la exposición al asbesto está cuestionado, que no haya indicios de que tal exposición haya llegado a existir. Se trata de una cuestión, a mi modo de ver, de considerable importancia, porque toda laxitud a la hora de llegar a esa conclusión negacionista del nexo, sin responder, por el contrario, a una auténtica ausencia del mismo, estará distorsionando gravemente las conclusiones deducibles, se supone que con honestidad de intenciones. Todo esto, siempre a mi propio parecer, rivaliza en trascendencia, con el propio contenido general de todo el artículo, por la índole de lo tratado. Saludos. Francisco Báez Baquet”

Considero, en efecto, que no puede bastar, para declarar la ausencia de exposición al amianto, la mera falta de recuerdo de su uso en los trabajos desarrollados por el paciente durante su vida laboral, sino que es preciso efectuar ciertas comprobaciones objetivas, que detallo. Se tratará, obviamente, de otras evidencias, diferentes del propio afloramiento de la patología asbesto-relacionada, como es el caso, por ejemplo, del mesotelioma.

Ha fallecido, joven, muy joven, Ana Cecilia Niño, la mujer que deseó y buscó una Colombia libre de asbesto. ¿Qué nos puede decir usted de esta compañera fallecida?

Su afectación por mesotelioma no obedeció a ninguna exposición laboral, sino en razón de vecindad, desde su infancia, a un foco industrial de difusión del contaminante. Una vez aflorada la patología maligna, e informada de su etiología por asbesto y del carácter incurable y mortal de su dolencia, decidió, junto con su esposo, fundar una institución privada, dedicada a promover la prohibición del amianto en Colombia, y por extensión, en cualesquiera de las naciones en las que dicha prohibición todavía no se alcanzó. Ha fallecido, sin haber llegado a ver cumplida su aspiración, porque los reiterados intentos que hasta ahora se han acometido en su país, siempre se han estrellado frente a la eficaz acción de lobby de la minería colombiana del siniestro mineral.

Es precisamente por esa eficacia, extensible, por desgracia, a otras diversas naciones en las que la prohibición pareciera una meta siempre inalcanzable (por ejemplo, en México, en Indonesia o en Cuba), por lo que planteo posibles alternativas que pudieran propiciar una suspensión de uso del asbesto, más o menos generalizada, pero que en cualquier caso permitieran salir del marasmo en el que actualmente se encuentra la incorporación de nuevas naciones a la prohibición. Ese planteamiento nuestro, está recogido en nuestro ya mencionado trabajo sobre el papel de los estibadores en el comercio marítimo mundial del amianto.

Una duda-pregunta de usted: “Sigo sin entenderlo… ¿Cómo es posible que se sigan anunciando (sin ninguna suerte de pudor ni referencia alguna a problemas) guías como esta, en la que específicamente se alude al mercado del asbesto, en naciones como Francia, Alemania , Reino Unido o Italia, naciones en donde se supone que existe una prohibición de uso? https://www.absolutereports.com/global-asbestos-market-by-manufacturers-regions-type-and-application-forecast-to-2021-10512109 Como no sea a causa de las excepciones contempladas en esas legislaciones… Esto viene ya de antes. Nadie dice nada. Nadie critica públicamente nada. El precio del informe, es bastante “disuasorio”. Si no fuera así, adquiriría un ejemplar, para poder analizarlo y criticarlo a fondo. No sé si alguien pudiera echar una mano en esto. ¡Basta ya de dobles varas de medir!”. ¿Nos puede dar cuenta del tema? ¿Qué ocurre aquí?

Un amigo suyo le respondía en estos términos:

Estimado Francisco,

No tengo idea de lo que hay en esta publicación, podría robarla pero no voy a comprarla.

Los países que citas han totalmente prohibido amianto, como Japón y Corea. En Europa (comunidad europea) los únicos países que utilizaron últimamente el derecho de derogaciones son Alemania, Polonia y Suecia (para la industria del cloro)

Los vendedores de amianto quieren acreditar la idea que nadie ha prohibido totalmente el amianto, y las grandes compañías americanas como Dow, etc. quieren también presentar este argumento frente a los jueces en procesos de indemnización. Es muy probable que los reportes mezclan actividades comerciales y comercio del amianto; por ejemplo Eternit es muy activo en Francia, Alemania sin vender nada de amianto…”

El amigo Rober Amado, autor del libro «Peregrinos del amianto», como seguramente recordará, ha conseguido hacerse con un esquema del contenido del informe de marras, y al final –éste es nuestro común criterio-, todo esto va a resultar siendo “el parto de los montes”, que parieron un ratón; vamos, una estafa, o casi. Bástele saber que apenas iniciada por mi parte una exploración de las páginas web correspondientes a las empresas incluidas en el informe, y el aspecto que la correspondiente información gráfica nos suministra, podría confundirse fácilmente con la portada de cualquiera de los pequeños comercios, regentados por orientales –indios, chinos, etc.-, que podamos encontrar en nuestro propio barrio, dicho sea con todo el respeto a esos probos comerciantes, sus respectivos empresarios. Más esclarecedor todavía, es que en algunas de esas web nos topemos con opciones de acceso a servicios de “masajes” o de “bailes orientales” a domicilio. No obstante, mi propósito inmediato, a pesar de tales experiencias previas, es seguir explorando en Internet nombres de empresas mencionadas, con la esperanza de que pueda haber suerte, y se pueda localizar alguna información de verdadero interés. Ya que se ha realizado el esfuerzo de conseguir acceder a ese esquema de contenidos, por lo menos intentaremos que al final no resulte un trabajo y un tiempo totalmente baldíos.

También usted es la fuente. “Amplia repercusión mediática: http://www.telecinco.es/informativos/economia/victimas_amianto-afectados_amianto-Uralita-Getafe_2_2314755141.html

En España hay 40.000 kilómetros de redes de abastecimiento fabricadas con fibrocemento, una cifra que IU eleva hasta 150.000. La UE prohíbe el uso y comercialización de tubos de cemento y amianto por su potencial de peligrosidad, que crece en el tiempo. El Servicio Nacional de Salud estima en un 83% el repunte de enfermedades cancerígenas relacionadas con inhalación y gestión de amianto” ¿Tantos kilómetros? ¿40 mil nada menos, una vuelta a la Tierra? Más según IU.

Sólo para Cataluña, la estimación es de 74.000 kilómetros, según el «Institut d’Estudis de la Seguretat», y para toda España, de 370.000. Véase, en efecto:

Antonio Bernardo Reyes, Paco Báez Baquet, Paco Puche / «Amianto por un tubo» / http://www.rebelion.org/docs/192613.pdf Revistas “Rebelión” y “El Observador”. Diciembre 2014

Como puede apreciarse, esas últimas estimaciones se quedan ambas muy cortas. A las tuberías para conducción de fluidos a presión, en las que el fluido conducido ha sido el agua (regadíos y abastecimientos), hay que añadirle las conducciones de gas ciudad, e incluso las tuberías de desagüe de las pistas de rodadura de los aeropuertos, que aunque no conducen líquidos a presión, han sido empleadas, por su resistencia a los esfuerzos mecánicos exteriores, como es el reiterado caso de los incesantes pasos de aviones por encima de tales desagües.

Una mala noticia: Supremo ‘tumba’ los diez años de lucha de los trabajadores de Uralita en Getafe. http://www.elmundo.es Publicado: http://www.elmundo.es/madrid/2017/01/27/588a52bcca474174158b4611.html

No se admite que la demanda colectiva se tramite por la vía penal, pero no lo han ratificado más que hasta que el pleito ha llegado al Tribunal Supremo, no pocos años después de formulada la demanda de primera instancia. Ahora a empezar de nuevo… o renunciar a seguir pleiteando”. ¿Qué ha pasado? ¿Se han cometido errores jurídicos?

Eso es materia opinable. Quienes en su momento tomaron una decisión no lo hicieron caprichosamente; buscaban unas consecuencias, que no se han substanciado en la realidad. Era un riesgo asumido, y la cosa ha salido mal. Hay que empezar de nuevo. Por lo menos, esa opción no se ha perdido, al menos en teoría, porque es tremendo lo que eso supone: diez años de espera, para ahora encontrarse con que hay que volver a empezar de nuevo, desde el principio.

Una nota que ha enviado a un amigo común: Amigo Paco: Publicado en «Rebelión»: https://www.rebelion.org/noticia.php?id=222370

Como es sabido, y aun cuando el artículo no lo diga, este “pájaro”, amiguete de “Isidoro”, también posee importante participación en industrias utilizadoras del asbesto (concretamente, fabricados de amianto-cemento), amianto que en México, como en tantos otros países, todavía no está prohibido”. ¿De qué pájaro habla? ¿El Isidoro al que se refiere es el Isidoro en el que pienso, el de Gas Natural?

El “pájaro”, es mexicano de origen libanés, y por más señas, llamado Carlos Slim, y si hacemos memoria, en algunas de nuestras pasadas entrevistas, ya nos hemos ocupado del personaje, a propósito de su vigente participación en la industria del amianto-cemento. Atina usted, dando en plena diana, en lo que apunta respecto a “nuestro” Isidoro, con su estrecha amistad, vehiculada por negocios comunes, o viceversa.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=222787

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s