Las “sesudas reflexiones” de José Carlos Díez

Rosa Guevara Landa

Rebelión

Brevemente. No he podido pasar del primer párrafo del artículo publicado por José Carlos Díez -el gran fichaje para el “nuevo PSOE”- el pasado viernes en el global-imperial-restaurador [1].

Los enunciados de ese primer fragmento:

1. “El PSOE me ha encargado coordinar un nuevo programa económico”.

Se perfila, pues, como futuro ministro de Economía o cargo similar en caso de que sea, a medio plazo, una operación con éxito. Vale la pena, es decir, conviene seguir sus reflexiones. Ha sido articulista asiduo del global y son conocidas sus apariciones en La Sexta. Se lo ha currado, como se dice ahora, criticando de mala manera y con pocos modos las opciones a la izquierda del partido de GalsGonzález

2.”Hillary Clinton ha tenido tres millones más de votos que Trump y el socialdemócrata sigue siendo un instrumento eficaz para trasformar la sociedad”.

No sé si el Partido Demócrata consiguió tener exactamente tres millones de votos más que Trump pero… tanto da, no es el punto [2]. Es éste: ¿qué tendrá que ver la militarista H. Clinton, si esa es la intención del autor, con la socialdemocracia? ¿O tienen mucho que ver? ¿Clinton representaba en las elecciones USA una opción socialdemócrata? ¿Eso es lo que representaba la máxima responsable de la destrucción de Libia?

Si no fuera, si no hubiese relación entre Clinton y lo que seguimos llamando erróneamente socialdemocracia, no se sabe a cuento de qué esa referencia. En todo caso, que la socialdemocracia -cada día más social-liberalismo o, incluso mejor, liberamos social (cuando lo es)- sea “un instrumento eficaz para transformar la sociedad” puede ser verdadero siempre y cuando no supongamos que transformar tiene aquí un sentido rupturista con las relaciones y los mecanismos de poder capitalistas. ¿Dónde, si fuera así, ha ocurrido tan inesperado y deseado resultado? ¿De qué transformación habla JCD cuando habla de transformación?

3. “El PSOE se fundó para luchar contra la precariedad y la desigualdad en el empleo y es más necesario que nunca”.

Lo de que es “más necesario que nunca” es la manifestación de un deseo publicístico del actual economista-en-jefe del PSOE pero, como es de toda evidencia para quien conozca un poco la historia, el PSOE se fundó a finales del XIX no para lo que dice el autor sino para luchar o avanzar en el camino de una sociedad socialista que es otra cosa mucho más amplia y distinta de lo que él dice. Un ejemplo -que parece increíble o una estúpida broma visto lo que hemos visto- del congreso del PSOE de 1976 [3]:

“El capitalismo es el modo de producción basado en la explotación económica, la dominación social y la alienación cultural de la clase obrera y los sectores populares… El PSOE se define como socialista porque su programa y su acción van encaminados a la superación del modo de producción capitalista mediante la toma del poder político y económico y la socialización de los medios de producción, distribución y cambio por la clase trabajadora. Entendemos el socialismo como un fin y como un proceso que conduce a dicho fin y nuestro ideario nos lleva a rechazar cualquier camino de acomodación al capitalismo o a la simple reforma de ese sistema.. Y no descartamos, lógicamente, las medidas de fuerza que sean precisas para hacer respetar los derechos de la mayoría haciendo irreversibles, mediante el control obrero, los logros de la lucha de los trabajadores…”

Ni más ni menos. Entre lo dicho y lo hecho, un abismo de dimensiones incalculables.

Por lo demás, ¿no ha gobernado nunca el PSOE en España? ¿Durante cuantos años? ¿El partido otánico ha luchado contra la precariedad y las desigualdades laborales? ¿Cómo, cuándo? ¿Con contrarreformas laborales como la última que nos regaló, la anterior a la del PP, ésta aún más reaccionaria y antiobrera? ¿Ha luchado para defender los derechos de los trabajadores aliándose (recuérdese el gobierno PSOE con apoyo pujolista) con la derecha nacionalista convergente? ¿Autorizando en su día las ETT?

4. “La alternativa es Trump o Marinaleda”, suelta JCD a continuación. Y añade: “Y como diría San Agustín: cuando me analizado me deprimo pero cuando me comparo me ensalzo”.

¿Cuándo se compara con quien? ¿Con Trump? ¿Con Marinaleda? ¿Ni Trump ni Marinaleda quiere decirnos? ¿Qué tendrá que ver Trump con la importantísima experiencia popular de Marinaleda? ¿A qué viene ensuciar las grandes conquistas sociales? ¿De qué se deprime el “gran economista” que ha dicho sí, sacrificándose por supuesto, al PSOE? Por favor…

Lo dejo aquí, no vale la pena continuar. Conjeturo que el resto debe ir en la misma línea

José Carlos Díez firma -o el global lo hace en su lugar- como “responsable de la ponencia de Economía para el Congreso del PSOE”. Si la ponencia económica tiene algo que ver con lo que señala este artículo, apañados estamos. ¿De esta madera política e ideológica, de esta desinformación hisórica, están hechos los nuevos “intelectuales orgánicos” del partido de González-Cebrián-Díaz?

Otra vuelta de la misma noria histórica. Más de lo mismo. Otra de las ofertas de las clases dominantes españolas.

Notas

1) José Carlos Díez, “Por qué he dicho sí al PSOE”, El País, 20 de enero de 2017,p. 20.

2) Nancy Fraser, “Trump o el fin del neoliberalismo progresista”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=221955 Absolutamente recomendable

3) Tomado de Lidia Falcón, El honor de Dios, Barcelona, El Viejo Topo, 2016, p. 243.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=222044

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s